Climatizador para el hogar

Cuando se trata de relación eficiencia-costo en el enfriamiento de un clima seco y caluroso, no hay nada mejor que un climatizador evaporativo. Es más barato tanto en el momento de la compra como en el funcionamiento, en comparación con los sistemas tradicionales de aire acondicionado que utilizan refrigerantes.

Climatizador para el hogar

Un enfriador evaporativo proporcionará comodidad de refrigeración sin causar estragos en tu billetera. De hecho, los estudios han demostrado que cuando se compara con un aire acondicionado con capacidad de enfriamiento similar, el climatizador evaporativo utiliza entre una décima parte y un tercio menos de la energía que necesita un aire acondicionado. Estos son algunos otros beneficios adicionales asociados con los refrigeradores por evaporación:

  • Debido a que añaden humedad al aire, también proporcionan un ambiente más cómodo en los climas áridos.
  • Bajan las temperaturas de forma natural y sin el uso de productos químicos que agotan el ozono.
  • En lugar de volver a hacer circular el aire como los sistemas de aire acondicionado, son sistemas abiertos que traen constantemente aire fresco a una habitación o área.
  • Las almohadillas utilizadas en un climatizador por evaporación también actúan como filtros de aire y pueden eliminar la suciedad en el aire, los residuos y partículas de polvo.

Sin embargo, los climatizadores evaporativos a menudo requieren un poco más mantenimiento que los aparatos de aire acondicionado portátil, pero con frecuencia son de menor importancia. En términos generales, el momento óptimo para iniciar el mantenimiento de tu refrigerador de aire es justo antes del veran, con la finalidad de que tu sistema esté listo para su uso una vez lleguen los meses más calurosos del año, pero esto también puede extenderse al verano, cuando la unidad está realmente en uso.

El mantenimiento más probable implica la limpieza del interior y exterior de la unidad, el cambio de las almohadillas de refrigeración, y la comprobación de las correas. Sigue los siguientes consejos para aprender a mantener adecuadamente tu climatizador evaporativo con el fin de maximizar su eficiencia de enfriamiento.

Limpia el exterior de la unidad

Mantener tu climatizador evaporativo limpio no sólo aumentará la eficiencia de enfriamiento, sino que también prolongará la vida útil de la unidad. Esto se debe realizar cada pocas semanas. Después de sacar la unidad del almacenamiento de los meses fríos, limpia la superficie del climatizador evaporativo con un paño suave y húmedo cuando no esté en funcionamiento. No utilices productos químicos abrasivos o detergentes que pueden dañar la unidad. Además, mantén el climatizador evaporativo protegido de la luz solar directa, a fin de evitar cambios de color en la superficie de la unidad.

Reemplazar las almohadillas de enfriamiento regularmente

Asegúrate de que las almohadillas de enfriamiento están en buenas condiciones. Si no las cambiaste antes de empezar la temporada de almacenamiento, las almohadillas de enfriamiento de tu climatizador evaporativo deben reemplazarse al comienzo del verano y durante el mantenimiento a mitad de temporada. Si las almohadillas están agrietadas, tendrás que reemplazarlas. De hecho, puedes necesitar realizar la inspección de las almohadillas de refrigeración con más frecuencia en base a la calidad de tu suministro de agua local. Comienza eliminando las viejas almohadillas de tu unidad y limpiando la zona dónde se coloca la almohadilla con el fin de eliminar las incrustaciones y suciedad.

Una vez limpio, coloca las nuevas almohadillas en la unidad y vuelve a instalar el marco y el retén. Asegúrate de que las almohadillas, el marco y el retén están instalados correctamente y sin espacios.

Justo antes de su uso, es una buena idea empapar las almohadillas de enfriamiento de tu climatizador evaporativo de antemano para proporcionar una mejor refrigeración.

Limpia el depósito de agua

En preparación para su uso, asegúrate de que el tanque de agua de tu climatizador evaporativo está limpio, y si vives en una zona con agua dura, esto es especialmente importante, incluso durante la temporada de frío. Comienza por lavar el depósito de agua con agua y un jabón suave, enjuágalo con agua limpia, y drena el agua a través del tapón de drenaje. Asegúrate de que el panel trasero está correctamente instalado antes de reemplazar y apretar los tornillos.

Climatizador hogar

Mantén los niveles de agua adecuados

Asegúrate de revisar con frecuencia los niveles de agua cuando la unidad está en funcionamiento. El agua debe estar siempre en el nivel apropiado en el tanque, y la línea de agua debe estar un poco por debajo de la parte superior del tanque. Ajusta el brazo del flotador si el agua no está en el nivel adecuado.

Utiliza pastillas para el tratamiento del agua

Si el fabricante de tu enfriador evaporativo recomienda pastillas de tratamiento de agua, utilízalas regularmente en tu unidad con el fin de evitar la acumulación de minerales, controlar la corrosión y refrescar el aire.

Apaga el sistema cuando no está en uso

Para preparar el enfriador evaporativo para el almacenamiento o incluso para un apagado del sistema, apaga y desenchufa la unidad; apaga el suministro de agua; y drena el agua del tanque. Deja que el interior de tu unidad completamente seco. Limpia el depósito de agua y los filtros como te explicamos anteriormente, enrolla el cable alrededor de los ganchos (si procede), coloca el climatizador evaporativo en su caja original y guárdalo en un lugar fresco y seco.

Recuerda siempre que, incluso durante el verano, el climatizador evaporativo requerirá un mantenimiento periódico, y esto por lo general implica asegurar que las almohadillas estén en orden y la unidad esté limpia. Revisa con frecuencia el nivel de agua de la unidad, y también comprueba que el motor y la bomba no hacen ruidos extraños. Los ruidos inexplicables o las fugas de agua requerirán servicio técnico, y para garantizar un funcionamiento seguro, asegúrate de que tu climatizador está en buenas condiciones antes de usarlo.