Climatizador con hielo

Los climatizadores evaporativos son dispositivos destinados al enfriamiento por evaporación del ambiente. Estos aparatos pueden sustituir perfectamente a los sistemas tradicionales de aire acondicionado en los climas secos y cálidos. Debido a su forma de funcionamiento, los climatizadores humedecen el aire con la finalidad de enfriarlo. Si el aire, ya es húmedo o tiene un nivel de humedad alto, los climatizadores evaporativos son ineficientes.

Climatizador con hielo

Los climatizadores evaporativos son más baratos que los acondicionadores de aire tradicionales, además que utilizan menos energía durante su funcionamiento. Por estos motivos, no es de extrañar que sean una opción atractiva para cualquier persona que quiera ahorrar dinero mientras mantiene su casa fría durante los calurosos meses de verano.

Los climatizadores evaporativos, a diferencia de los sistemas tradicionales de aire acondicionado, necesitan un flujo de aire nuevo constante, por lo que deben tener como mínimo una ventana o puerta permanentemente abierta. Como consecuencia, el aire que respires dentro de la habitación enfriada, no será aire recirculado, sino que será aire en renovación constante.

En algunos casos, estos refrigeradores de aire pueden utilizarse en conjunción con cajas especiales de hielo para hacer que el aire expulsado sea aún más frío. Si deseas utilizar hielo con tu climatizador de aire, puedes hacerlo fácilmente con los accesorios para el hielo que vienen con el dispositivo.

Instrucciones

  • Coloca los accesorios para hielo del refrigerador de aire en el congelador, y espera a que se congelen.
  • Retira del congelador los accesorios para el hielo una vez congelados. Abre la compuerta para el hielo de tu climatizador evaporativo. Normalmente, ésta se encuentra en la parte inferior del dispositivo. Si no la encuentras, consulta las instrucciones del fabricante.
  • Inserta los accesorios de hielo congelados en el depósito de hielo y cierra la puerta. Esto teóricamente enfriará aún más el aire durante aproximadamente unas 4 horas.

Aunque parece evidente que incorporar hielo o compresas congeladas al tanque de agua de tu climatizador evaporativo, hará que éste expulse aire aún más frío, la realidad no es tan clara. La adición de hielo o compresas de gel al depósito o a los compartimientos especiales para dicho propósito, no siempre es efectivo.

En la práctica, la adición de hielo a tu climatizador sólo tendrá un efecto limitado. Sí, el más aire frío (gracias al hielo) será expelido por el ventilador, por lo que notarás la diferencia si estás de pie justo en frente de la unidad. Pero el hielo no va a mejorar la velocidad de evaporación del agua, o en realidad, la empeorará al eliminar el calor del aire. De hecho, podría obstaculizar el proceso de enfriamiento. Debes tener en cuenta que el agua tiene para calentarse para poder evaporarse. Si el agua está demasiado fría, podría gotear de las almohadillas de enfriamiento antes de que tenga el tiempo necesario para calentarse lo suficiente y así, poder evaporarse.

En última instancia, la combinación de la temperatura y la humedad en el aire ambiental dictan el nivel eficacia del hielo, al aumentar o disminuir la potencia de refrigeración. Si estás teniendo problemas para conseguir una cantidad suficiente de aire frío de tu climatizador, intenta reemplazar el hielo y el agua fría con agua a temperatura ambiente (nunca agua caliente). Una vez hecho esto, comprueba que el nivel de enfriamiento mejora.