Climatizador por conductos

Un climatizador evaporativo tiene la capacidad de enfriar el ambiente interior y exterior por la evaporación del agua de una almohadilla humedecida. El efecto de enfriamiento es como el enfriamiento que puedes sentir al salir del agua después de nadar si está soplando el viento. Debido a que sólo se necesita un ventilador y una bomba, la energía utilizada es mucho menor que la que se necesita en un aire acondicionado. También significa que el aire es siempre fresco, ya que el dispositivo lo absorbe directamente desde el exterior, por lo que no lo recircula una y otra vez.

Climatizador por conductos

Los sistemas de aire acondicionado por conductos soplan el aire en los conductos para llevarlo a varias habitaciones. La red de conductos permite un gran nivel de aislamiento acústico, por lo que este tipo de aire acondicionado son relativamente silenciosos. Los acondicionadores de aire utilizan refrigerante para enfriar el aire. Los climatizadores evaporativos también pueden transportar el aire enfriado por la evaporación del agua a través de conductos con la finalidad de conducirlo a diferentes habitaciones o incluso, a diferentes pisos dentro de un mismo edificio o construcción.

El climatizador por conductos puede estar cercano a una ventana o en el tejado del edificio. Sobre todo en los edicios de oficinas, se utiliza el falso techo para instalar los conductos por donde pasará el aire frío, además del cableado y tuberías.

Aunque es difícil de ejecutar el enfriamiento por evaporación y calefacción de gas a través de los mismos conductos, es posible. El principal problema es que el aire caliente que sale a un nivel alto de un conducto lo suficientemente grande como para proporcionar un buen enfriamiento evaporativo se mueve demasiado lentamente como para llegar hasta el nivel del suelo, lo que resulta en una mala estratificación de la temperatura (es decir, los pies fríos y una cara caliente). De hecho uno de los problemas más comunes para la calefacción de ciclo inverso es esta estratificación de la temperatura, y esto ocurre con los conductos de tamaño intermedio entre el gas y la climatización por evaporación. En conclusión, aunque se puede hacer, no se recomienda usar conductos comunes para calefacción de gas y la refrigeración por evaporación.